Pocas formas de viajar aportan tanta sensación de libertad e independencia como hacerlo en caravana, autocaravana o llevando contigo en un remolque tu afición favorita. Viajar así está lleno de ventajas, pero también tiene sus inconvenientes y requiere conocer una serie de normas.

Las autocaravanas están diseñadas para vivir en su interior y las furgonetas camper son vehículos que no han sido fabricadas para ese fin, pero que se pueden acondicionar para ello. Un remolque o caravana, por el contrario, es un vehículo sin motor que necesita ser remolcado por otro con motor. Si no sobrepasan los 3.500 kg de masa máxima autorizada (MMA) podrán conducirse con el permiso B. Las caravanas con remolques ligeros (de menos de 750 kg de MMA), no requerirán seguro o matrícula independiente, pero sí el vehículo tractor que las arrastre.

Viajar con caravana o remolque

Permisos y autorizaciones necesarios para transportar una caravana o remolque

Ver más

 

Dependiendo de la masa máxima autorizada (MMA) de la caravana o remolque que vayas a transportar es posible que sea necesario una ampliación en tu permiso de conducir o matricular y asegurarlo:

Masa Máxima Autorizada inferior o igual a 750 kilos:

  • No será necesario ningún permiso adicional para poder circular con ella, esa suficiente con el permiso B siempre que el conjunto y el conjunto coche – caravana no supere los 3.500 kg.
  • No será necesaria su matriculación, bastará con llevar en el lugar indicado y bien visible en la parte posterior la matrícula del coche que remolque de ella.
  • Tampoco será necesario contratar un seguro extra para la caravana o remolque en cuestión.

 

Masa Máxima Autorizada superior a 750 kilos:

  • Será necesario contar con la autorización B96, que te permitirá transportar remolques de más de 750 kg de MMA siempre que el conjunto no sobrepase los 4.250 kg. A partir de ese límite será necesario contar con el permiso B+E.
  • El remolque deberá estar matriculado y portar en la parte posterior la matrícula propia del remolque (de color rojo) y la del vehículo que la transporta.
  • Para circular con el remolque deberás contratar un seguro extra.

Adaptación y características del vehículo tractor

Ver más

 

Hay que asegurarse de que el vehículo en el que va a viajar cumple las condiciones necesarias para poder arrastrar una caravana o remolque. Para ello, comprueba en la ficha técnica del vehículo la masa máxima remolcable, así como el peso que puede soportar detrás, ya que no todos los vehículos son aptos para poder cargar con una caravana.

Además, para poder arrastrar una caravana o remolque necesitarás añadir un enganche en la parte trasera del vehículo. Esta operación necesita –además de la instalación en un taller– legalizarse pasando por la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) quien, en caso de superar la inspección, anotará la reforma en la tarjeta ITV del vehículo.

Transporte de pasajeros

Ver más

 

Los pasajeros deben viajar en el vehículo tractor, haciendo uso del cinturón o de un sistema de retención homologado.

Está terminantemente prohibido viajar en el interior de la caravana o del remolque.

Limitaciones de velocidad

Ver más

 

Las caravanas tienen una limitación específica: a 90 km/h en autopistas y autovías y a 80 km/h en convencionales.

Precauciones a la hora de circular con una caravana o remolque

Ver más

 

  • Con el remolque las inercias y los esfuerzos que debe soportar el coche serán mayores, por lo que es importante que te anticipes a los imprevistos que puedan surgir en la carretera.
  • Ten en cuenta que estás conduciendo un vehículo de mayor longitud por lo que a la hora de adelantar es necesaria una mayor distancia entre los vehículos y una maniobra más larga. 
  • Es aconsejable el uso de marchas cortas cuando el vehículo se encuentre en pendientes: esto beneficiará la seguridad de los pasajeros y hará que el motor no se dañe.
  • Hay que tener especial cuidado cuando soplen ráfagas de viento lateral, pues si en general son peligrosas, su efecto se incrementa al llevar un remolque.
  • La maniobra de marcha atrás en una caravana funciona al contrario que en un vehículo sin remolque, por lo que es recomendable que practique antes de salir a circular con ella.

Viajar en autocaravana o camper

Transporte de pasajeros

Ver más

 

En el caso de las autocaravanas no hay ninguna limitación para que los pasajeros pueden viajar en el interior, salvo que sobrepasase el número de plazas permitidas en el permiso de circulación del vehículo. Eso sí, tanto en cabina como en el habitáculo, el uso de cinturón o de un sistema de retención homologado es obligatorio.

Limitaciones de velocidad

Ver más

 

Las autocaravanas, siempre que estén homologadas como tal, tienen la misma limitación de velocidad que un turismo. A pesar de ello es recomendable moderar la velocidad debido a su gran tamaño.

Precauciones a la hora de circular

Ver más

 

La dificultad de las autocaravanas es su gran tamaño. A la hora de maniobrar o aparcar, debemos tener en cuenta que son vehículos más largos, más anchos y más altos que un coche. Hay que prestar mucha atención a las señales que indiquen un límite de altura (las de gálibo) o de anchura, para evitar quedarnos atascados.

Estacionar/acampar

Ver más

 

Una autocaravana está estacionada cuando esté aparcada, en un lugar permitido, sin sobrepasar las marcas viales de delimitación de la zona de estacionamiento, ni la limitación temporal del mismo, si la hubiese. No es relevante, en este caso, el hecho de que sus ocupantes se encuentren en el interior del mismo, bastando con que la actividad que pueda desarrollarse en su interior no trascienda al exterior mediante el despliegue de elementos que desborden el perímetro del vehículo tales como tenderetes, toldos, dispositivos de nivelación, soportes de estabilización, etc.

Acampar solo está permitido en zonas habilitadas para ello (campings o parkings, según la normativa de cada comunidad autónoma).

???cookie.titulo???

???cookie.descripcion???